Iniciativa

„Por derecho y justicia, equidad y un trato respetuoso en la Iglesia católica“

– Los iniciadores

Quienes somos

Somos unos cristianos católicos que apoyamos la sincera preocupación del cardenal Woelki por el esclarecimiento de los casos de abusos. Abogamos decididamente por la equidad y la justicia también, y especialmente, hacia el Arzobispo. Entendemos nuestro apelo como un servicio en pos de un diálogo necesario y clarificador al servicio de la verdad y del respeto.

Carta abierta:

Estimados señores,
Queridas personas de buena voluntad,

Estamos consternados por la dimensión que los casos de violencia sexual han alcanzado dentro de la Iglesia católica. Nos espanta el dolor indescriptible infringido a niños y jóvenes, y por ello reclamamos una investigación adecuada de todos los hechos. Esperamos además que, a través de la experiencia que la Iglesia ha acumulado al ocuparse del esclarecimiento de este capítulo tan triste de su historia, otras instituciones de nuestra sociedad se sientan alentadas a iniciar procesos de esclarecimiento y de mayor transparencia de sus propias estructuras en el caso de que también en ellas se hayan producido casos de abusos sexuales a menores de edad. Solo de esta forma se logrará proteger de una manera eficaz y completa a nuestros hijos. Conocemos y lamentamos los fallos que se han producido en el proceso de la investigación iniciada por la Archidiócesis de Colonia y que parecen oscurecer la intención honesta de los promotores de dicha investigación. Las acciones desafortunadas no deben ocultarse. El objetivo debe ser un esclarecimiento de los hechos al servicio de la verdad.

Confiamos en el trabajo de esclarecimiento

Es igualmente importante, mas allá de las emociones que este tema suscita, que todas las actuaciones sean guiadas por los principios de justicia y de equidad. En este contexto, queremos expresar nuestra confianza en los trabajos de esclarecimiento que Rainer Maria Cardenal Woelki, Arzobispo de Colonia, viene realizando desde hace años, acompañado de sus colaboradores. Nos llena de esperanza todo el bien que el trabajo realizado en estos años ha hecho a la Iglesia católica en general, y en la Archidiócesis de Colonia en particular, y que se ha traducido, entre otras cosas, en el desarrollo de un programa de intervención, prevención y ayuda para los afectados. El mismo arzobispo de Colonia ha demostrado, a través de sus múltiples iniciativas, declaraciones y tomas de postura, su firme decisión de poner en práctica todos los medios a su alcance para evitar que vuelvan a darse casos de abusos sexuales en la Iglesia católica. Eso incluye el esclarecimiento necesario de como han tratado estos casos los responsables, la constatación de las negligencias que se hayan producido y la determinación de las consecuencias que de ello se deriven. La falta de consideración debe evitarse a toda costa, aunque esto pueda ser doloroso para algunos. Pero esto sólo puede hacerse sobre la base de una investigación objetiva y completa.

El cardenal Woelki fue el primer obispo alemán que encargó un peritaje de este tipo basado en los mismos archivos de la Archidiócesis. La solicitud de dicho peritaje por parte del cardenal Woelki fue una decisión acertada. Además de eso el cardenal también determinó que los resultados de la investigación deberían ser publicados y él mismo se comprometió a no tener conocimiento de dichos resultados antes de su publicación, queriendo con ello dejar constancia de su veracidad y voluntad de transparencia.

Desafíos legales

Se sobreentiende que la publicación de un documento de esta envergadura implica de por sí una serie de desafíos legales. Un peritaje tiene por sí mismo, aún en el caso de estar preparado por un bufete de abogados, un carácter privado, que no puede reemplazar a un tribunal estatal ni a un procedimiento canónico. Es este mismo carácter privado el que impide asignar públicamente responsabilidades o condenas sin poseer pruebas fehacientes. Por ello el cardenal Woelki encargó a otros dos abogados peritos que verificaran validez juridica del primer peritaje. Ambos especialistas coincidieron en su respuesta al afirmar que el peritaje carecía del rigor jurídico necesario y no podía ser presentado en público so pena de dañar la buena fama de las personas cuyos nombres aparecen en los documentos investigados.

De ahí se deduce que la acusación al cardenal Woelki de falta de transparencia y de encubrimiento, por no haber dado a conocer los resultados del primer peritaje, no es en última instancia sino la acusación de que está dispuesto a respetar el orden legal vigente, pues querer conformar el propio actuar a la ley vigente es una actitud que nos obliga a todos y si se quiere en modo particular a un obispo. El hecho de haber sido él quien inició y puso a disposición los archivos de la Archidiócesis y el hecho de atenerse en su actuación al orden legal vigente, permiten deducir hasta qué punto carece de sentido la acusación según la cual el cardenal Woelki no habría estado dispuesto a proporcionar información o incluso habría tenido la voluntad de encubrir los hechos.

Apoyamos la iniciativa del cardenal Woelki

Por eso apoyamos la iniciativa del cardenal Woelki de encargar un segundo dictamen jurídico que se atenga a los debidos requisitos sobre el manejo de los casos de violencia sexual. Este segundo informe, que el bufete de abogados del profesor Björn Gercke está preparando actualmente y que se publicará el 18 de marzo de 2021, investiga los 236 casos que se han conocido hasta la fecha. Esta segunda investigación encargada por el cardenal Woelki es la más completa que se haya llevado a cabo en una diócesis en Alemania. Pues a la magnitud de los crímenes cometidos debe corresponder la diligencia de un esclarecimiento realista y completo, para que puedan producirse cambios eficaces y esperanzadores.

En cuanto al manejo del caso del sacerdote O., el cardenal Woelki aseguró expresame­­­nte que él está dispuesto, en el caso de que haya habido errores en las decisiones por él tomadas, a asumir todas las consecuencias, incluso las que afectasen también a su persona. Ya se ha dirigido al Papa en este sentido para aclarar este caso. Creemos en sus palabras y confiamos que la Iglesia católica tiene los instrumentos adecuados para llegar a una conclusión al servicio de la verdad.

Sabemos que muchas personas reconocen los esfuerzos del cardenal Woelki para predicar el Evangelio de manera creíble tanto en palabras como a través de medidas concretas; de igual manera exigimos que la actual controversia transcurra por derroteros de justicia tanto en la valoración de los hechos como en el trato dado a la persona del cardenal, el cual se ha ganado el derecho a nuestra solidaridad y lealtad, así como un mayor respeto y un trato más justo a lo que ha vivido en estos días precedentes.

Colonia, a 5 de febrero de 2021

Nos gustaría señalar que en una versión anterior de la convocatoria se escribió que el primer informe seleccionó y evaluó solo 15 casos. Con ello se quisó dar a entender que se tomaron 15 casos con carácter paradigmático.

Primer signatario

– Tobias Graf Bernstoff, Bedburg
– Hermann Gerbaulet, Berlin
– Achim Greif, Remagen
– Josef Irl, Mindelstetten-Imbath
– Teresa und Christoph Konopka, Bonn
– Maria Kurz, Bonn
– Martine und Jürgen Liminski, Bonn

– Ailen und Thibaut Liminski, Bonn
– Flavia und Tobias Liminski, Regensburg
– Heike und Martin Lohmann, Bonn
– Andreas und Clara Lorenz, Regensburg
– Angela Maisondieu, Bonn
– Benjamin Marx, Köln
– Thomas Mertz, Bonn

– Gabriele und Klaus Pott, Bonn
– Thomas Pöppinghaus, Bonn
– Andreas Reimann, Köln
– Jeffrey Schroedinger, Regensburg
– Nataly und Rüdiger von Stengel, Bonn
– Cäcilia und Johann Baptist Wehler, Köln
– Karolin und Walter Wehler, Köln

Ser seguidor

Si Usted también opina de que el debate actual requiere una forma más justa de tratar los hechos y la persona del cardenal, entonces apoye nuestra iniciativa con su nombre:
Por derecho y justicia, equidad y un trato respetuoso en la Iglesia católica.

Equidad en la iglesia

Por derecho y justicia, equidad y un trato respetuoso en la Iglesia católica. Somos unos cristianos católicos que apoyamos la sincera preocupación del cardenal Woelki por el esclarecimiento de los casos de abusos. Abogamos decididamente por la equidad y la justicia también, y especialmente, hacia el Arzobispo. Entendemos nuestro apelo como un servicio en pos de un diálogo necesario y clarificador al servicio de la verdad y del respeto.

%%tu firma%%

2,586 firmas
*I consent to be contacted by Fairness in the Church with further information, advertising and appeals for donations by email. I may revoke this consent at any time for the future at info@fairness-in-der-kirche.de. The revocation of consent does not affect the lawfulness of the processing carried out on the basis of the consent until the revocation.
I can inform myself about the processing of my personal data in the data protection notice.